.

.

martes, 10 de junio de 2014

Despojos



De empatías 
Se ovilla sobre las baldosas frías y comienza a temblar de miedo, aunque ni siquiera la he regañado por la travesura. Se me parte el alma pensando en la clase de vida que habrá tenido. Con cuidado me siento en el suelo y extiendo mi mano hacia ella, hablándole muy bajito. Levanta la cabeza despacio y al cabo de un rato se aproxima a mí y se acurruca junto a mi pierna. Me mira y me lame la mano. No puedo evitar un sollozo, cuando, por un instante, me reconozco en esa mirada sumisa y esa actitud apaciguadora. Eran otros tiempos y yo no era una perra.


Madurez
Se ovilla sobre las baldosas frías y comienza a temblar antes de desaparecer por completo. Espero no echarle de menos; desde que tengo memoria ha estado conmigo, siempre discreto para que nadie más le viera. Me ha dado mucha pena, pero ya no podíamos seguir así: he cumplido quince años y hay cosas que no quiero compartir con él. Como a Marta. Fue en Google donde encontré el mejor método para acabar con este tipo de amigos antes de que te traicionen: se repite tres veces su nombre al revés y se les saca la lengua para siempre.


Paz
Se ovilla sobre las baldosas frías y comienza a temblar, como si con ello pudiera evitar lo que se le viene encima. Su delito ha sido quemar un poco el asado. Da lo mismo que él haya llegado una hora más tarde, no hay excusas. Otras veces es la falta de sal o el exceso de guarnición. Conecta su mente con ese mundo mágico en el que es capaz de evadirse, suplicando poder quedarse allí para siempre mientras la bota la machaca y el cinturón rasga su piel. Y esta vez lo consigue. 
 

Juegos felices
Se ovilla sobre las baldosas frías y comienza a temblar como un flan, regalándonos la vista con sus irisados colores justo antes de de estallar dejando una marca circular. Los ojos de Inés brillan entusiasmados mientras palmotea y ríe pidiéndome más. Sonrío y vuelvo a meter el aro en el agua jabonosa. Esta vez, dejo que sea ella la que sople.



La chispa de la vida
Se ovilla sobre las baldosas frías y comienza a temblar. Ya no queda leña, ni carbón, ni comida en la despensa, ni dinero en la cartilla. Tiembla de miedo, de angustia y de impotencia. Tiembla de ira contra su suerte. Tiembla de terror ante el futuro.Se abandona en aquel rincón esperando la muerte o un milagro. Y es entonces cuando desciende sobre él, girando lentamente e inmersa en un halo de luz brillante, nuestra botella de Coca cola.

― Esa es precisamente la publicidad que necesitamos en estos momentos, situaciones con las que la gente se sienta identificada, ¡fantástico, Gutiérrez!



 Relatos presentados  la semana 29 temporada 2013-2014 al concurso Relatos en Cadena de la cadena SER (http://escueladeescritores.com/concurso-cadena-ser/)


29 comentarios:

  1. Vamos por partes comentando uno a uno. El primero me ha encantado, a mí me ha sacado una sonrisa de humor negro.
    El segundo me despista un poco pero intuyo que poca madurez tiene ese niño a sus quince años por mucho que le empiecen a gustar ya sus compañeras.
    Uff el tercero, no recuerdo haber leído uno tuyo tan duro. Pero buenísimo y el título y la imagen lo engrandecen.
    Ooohh cómo contrastan el tercero y el cuarto, un besazo maja
    Y acabamos con la chispa de la vida, sensación de escribir.
    Un beso, Eva.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, como hay para todos los gustos, te dejo elegir el que quieras ;o) En el primero me falló la revisión y hay porahí una mano repetida que bien podían haber sido dedos. El segundo es un amigo invisible, pero como bien dices, dentoa inmadurez que se crea tales tonterías para eliminarle, ja,ja y la sensación de escribir...¿te imaginas como frase de inicio ¡Fantástico Gutiérrez! ? Me tentaba por si colaba, ja,ja,ja. Gracias lorenzo y otro beso a ti.

      Eliminar
  2. El primero por mí directamente a la final anual, así de claro te lo digo.
    El segundo, no sé si voy bien, creo que habla de los amigos imaginarios. En ese caso me has tocado de cerca porque yo tuve uno de pequeño (larga historia que si algún día tengo la oportunidad, dios lo quiera, de sentarme a tomar un café contigo te explico).
    El tercero, tema architratado pero como a ti te mueve ese algo que te diferencia de muchos de los que aborregamos palabras (hablo de calidad) le has dado un final que evapora la dureza intrínseca de lo que explicas en aromas mágicos. Y ya me explicaras como se hace eso porque se debe explicar por ahí en las cátedras de escritura creativa.
    El cuarto me dice algo que ya sabía, y es que tienes múltiples registros. Sencillez, armonía, y tachán … tus palabras dejan una estupenda fotografía en el imaginario.
    El quinto y último. Te ha quedado a lo Miguel Jiménez, a lo de "¿qué te juegas que te retuerzo la situación y te arranco una sonrisa con algo fresco, original y divertido?".
    Eva… enhorabuena. Me has hecho disfrutar con tus relatos. Mucha suerte :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Juan Antonio: pues el primero a mi no es el que más me gusta, la verdad, el segundo, siiii, amigo invisible, me gusta más. Lo del café queda pendiente ¡por cierto! te hacía cercano a Barberá y me quedé sin conocerte...y, se me nota mucho que yo de cátedras ando bastante falta ¿no te parece? Y eso de comprarame al señor jiménez ¡joooo!! que ilu me ha hechooo. A mi me haces disfrutar con tus comentarios. Gracias una vez más. Muchos besos

      Eliminar
  3. Eva, el que más me ha llegado es la empatía del primero, pero tengo que reconocer la cantidad de juego que te ha dado la frase para recrear situaciones tan distintas.
    A ver la próxima jeje !
    Suerte!
    :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sandra. Pues nada, para gustos colores. A veces me da la venada y ya ves, cantidad no es directamente proporcional a a calidad, pero yo me quedo de a gustoooo. Gracias por pasarte. Un beso :)

      Eliminar
  4. ¡Qué bárbaro! ¡Vaya productividad e imaginación! Habrá que ver en tu sótano cuántos escribientes esclavizados tienes echando horas.
    Por decantarme por alguno, que no es fácil, me decido por Madurez y La Chispa de la Vida, sin desmerecer al resto.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No son escribientes esclavizados son duendes y no están en el sótano, sino en la azotea :) , pero no se lo digas a nadie...sshhh! Pues, Rafa, te gustan los mismos que a mi. besos.

      Eliminar
  5. Yo me decanto por el párrafo primero del comentario Rafa Olivares que, es a lo que me llevaba cuando estaba leyendo tus relatos ¡QUE BARBARIDAD!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú si que eres bárbaro ;o) besos.

      Eliminar
  6. Madre mía, Eva. ¡cuánta inspiración! Agotando la recámara ahora que se termina la temporada del REC.
    Me gusta mucho el primero. Es muy duro y triste, a la vez. Besos, guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues me senté una tarde y salió eso, a veces no sale nada. pero sí, quedan pocas oportunidades. ¿Ves esa foto? Está hecha desde la muralla de tu Lucus: Un perrín viejo y triste en medio de un patio lleno de despojos. Besotes, preciosa.

      Eliminar
  7. Hola, Eva.

    Jó, eres the best!

    Es un despliegue de imaginación, de inspiración, de talento, de...
    Me gustan todos, pero quizá de tener que elegir me quedaría con los dos primeros.
    El primero, De empatías, porque creo que hace falta mucho de eso en el mundo. Ese saber ponerse en la piel del que tienes enfrente para sentir lo que él siente.
    El segundo, porque me fascina el mundo de esos amigos que se inventan cuando uno es un niño, pero que se van cuando te haces adulto.

    También me encanta el tercero, porque me duele esa situación, el cuarto por su paz y el quinto me ha parecido un cierre perfecto, optimista.

    Eva, te has ganado (aunque la tenías ya desde hace mucho) toda mi admiración otra vez.
    Un besabrazo gigante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, siempre me abrumas y ahora ya no sé que más decir, Bueno, te diré que no eageres que a ver si me lo voy a creer, ja,ja,ja. Gracias linda. Un besotown.

      Eliminar
  8. Prolífica semana, por poco escribe un libro con la frase propuesta. Cada uno en su temática me han gustado y, sin desmerecer a los otros, me quedo con el primero. Muy bueno.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja,ja,ja, Beto, si, cre que me he pasado un pelín, pero otras veces no sale nada- Gracias por tu visita y tus palabras. Saludos.

      Eliminar
  9. Sensacional ejercicio de derroche artístico y de imaginación, Eva. Lo más espeluznante es que -con excepción del último relato, en el que mencionas a "él", pero que bien podría ser también "ella"- todos los relatos podrían ser protagonizados por un único personaje. Muy bien por ti.


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Carles, ¡que agradable visita! Pues no se me hubiera ocurrido pensar en ello ;o) Yo a veces pienso que más bien es derroche d etiempo, pero bueno, segyiremos intentándolo. Un beso y gracias

      Eliminar
  10. Cuanta versatilidad, Eva. Me gustan los registros con los que te has atrevido esta semana y no, no voy a ser nada original y me voy con la mayoría. Me quedo con el primero. Me ha tocado fibras sensibles.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú eres original aunque no quieras, guapa. Aún ni seé que frase ha tocado esta semana, igual agoté la inspiración y ahora solo espiro sin expirar. Besos.

      Eliminar
  11. Te has quedado a gusto, y nosotros.
    Felicidades por la buena cosecha y el buen trabajo, premien a quien premien los de ReC. (Benditos despojos, dicho sea de paso)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, si, es como una fiebre que me entra y hasta que no vomito todas las ideas, no me quedo a gusto. Gracias Luisa, un besazo.

      Eliminar
  12. ¡Madre mía amiga mía!! Hacía tiempos que no veía tantas aportaciones-REC en una misma semana por una misma persona. Eva, querida, ...si estos despojillos te han salido hilados a partir de esa frase ¡qué será cuando la frase sea más sencilla!

    Bueno, yo discrepo del resto: el primero me gusta, porque toca la fibra, pero como microrrelato me gusta el de la Coca-Cola. Por lo menos tiene ese aire de optimismo que hoy busco desesperadamente en mis lecturas. :)

    Besos Eva y un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Laura, pues con la de esta semana no me he quedado corta tampoco, ja,ja,ja. y es que si sale sale y no me sirve de nada quedármelo dentro. Gracias por tu visita, beos y un abrazote.

      Eliminar
  13. Eva, ¡qué caudal! Me ha gustado mucho el primero, aunque podando la frase final creo que quedaría más contundente. Y también valoro la intensidad del último, que consigue atraparte desde la primera frase hasta soltarte en la última.

    Se nota que te ha resultado inspiradora esta frase. ¡Suerte con la siguiente!

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Nicolás, ¿entiendes ahora por qué me resulta tan estimulante la sortija? Cuando hay tiempo y paz mental, el caudal puede fluir. Gracias por pasarte, enhorabuena por tus últimos logros y un beso fuerte,

      Eliminar
  14. Hola Eva me introduje en tu blog siguiendo la senda que encontré en ENTC espero que te agrade mi visita, me quedaré y dejaré huella de mis pasos.En relación a los micros de esta entrada me parecen todos preciosos pero me quedo por cariño a ellos con el primero, aunque el segundo me trae recuerdos de mi niñez y me resulta muy enternecedor el tema.
    Un abrazo y si te apetece pásate por mi blog que hay café aunque últimamente se me estropeó la cafetera, pero seguro que encuentras algo que te guste.
    Abrazos.
    Puri

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Puri, pues no te tenía localizada yo a ti, ni relacionada con la Dulcinea del Atlántico ¿eres de Vigo? ¡Pues estamos muy cerquita! Encantada de qu eme visites y te quedes conmigo, yo iré a tomar café a tu casa, que además tienes mascotas y me encantan. Gracias por venir y comentar. Un beso fuerte.

      Eliminar
  15. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar